El principio “non bis in idem”

Según el “non bis in idem” (latín: no dos veces por lo mismo) ninguna infracción (debe concurrir sujeto, hecho y fundamento) se sancionará doblemente ni será objeto de dos procesos distintos.

Se entiende que no podrá sancionarse doblemente cuando se trate de varias sanciones de la misma naturaleza (penal o administrativa) ni cuando se trate de varias sanciones de distinta naturaleza (esto es, se prohíbe la concurrencia de penas y sanciones administrativas). Este útlimo caso se exceptúa cuando existe una relación de sujeción especial, por ejemplo:

a) esto es, actividad que se realiza con la necesaria autorización administrativa, por ejemplo: cotizar en bolsa, para lo que se requiere autorización de la CNMV. En estos casos caben las dos sanciones (administrativa y penal), pero el expediente administrativo se suspenderá hasta que recaiga resolución penal. El caso más común de pena en este sentido  es el de estafa a inversores (art. 282 bis Código Penal).

b) otro caso de sujeción especial, más conocido (por desgracia), es el caso de delitos cometidos por funcionarios públicos.

La relación de sujeción especial no es la excepción per se, siendo la razón de esta el hecho de que el fundamento* de la pena y la sanción administrativa es distinto (recordemos que debía concurrir sujeto, hecho y fundamento).

* Fundamento teleológico, esto es, la finalidad de la sanción.

Advertisements

About Francisco José Hidalgo-Barquero

Asesor de Fusiones y Adquisiciones. Consultor de Negocio.
This entry was posted in Derecho and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s